Inicio del sendero

El paseo lo inicias en el Puente Canto, paso obligado durante siglos para los rebaños trashumantes en busca de pastos y cruce de las cañadas reales que recorren el Valle del Oja, aguas arriba y abajo de Ezcaray y del Valle del Ciloria.
Hasta mediados del siglo pasado estuvo en uso la senda que recorre el Barranco de San Miguel, como vía principal de salida para acceder desde Ezcaray hasta el Monasterio de Valvanera .
Son muchos los lazos históricos y de fervor popular entre el Valle del río Oja y el Monasterio de Valvanera: la trashumancia, el priorato de Santa María de Ubaga, propiedad medieval del monasterio en el Valle de Cilbarrena, de cuya presencia se conserva la tradición del reparto de las Habas de San Benito.
La romería a Valvanera se realiza todos los años el 10 de agosto, por las Fiestas de San Lorenzo, organizada por Los Amigos de Ezcaray, siguiendo la ruta de peregrinación que antaño hicieron los habitantes del Valle.

Km 0,0. Puente Canto

Fue construido en el siglo XVI y modificado en el XVIII, utilizando materiales de mampostería y piedra sillar. Sus 70 metros de longitud, 4 de anchura y 6 de altura, en la zona más elevada, permiten salvar el cauce del río Oja por medio de sus cuatro arcos rebajados de medio punto y distintas dimensiones.
A la salida del puente se sitúa la Peña de San Miguel, conocida popularmente como “La Picotilla”.
Cruzas la Carretera de las Aldeas y sigues de frente la senda que parte de la calzada y bordea la peña por la izquierda, en suave ascenso, hasta situarte en la “Era de la Picotilla”.

Km 0,3. Era de la Picotilla

En este entorno se localizó la desaparecida Ermita de San Miguel. Desde aquí puedes acceder con facilidad a lo alto del peñasco y contemplar la Villa de Ezcaray.
La era está delimitada por la pista forestal asfaltada que da acceso a la aldea de Turza, La cruzas y tomas una senda que sube por el talud, pasas por el borde de una nave ganadera a la izquierda y te adentras, por su margen derecha, en el Barranco de San Miguel.
La senda te conduce, a media ladera y durante 300 metros, hasta cruzar el barranco, casi siempre sin agua, para enlazar con el camino original que sube por la margen izquierda.
Este tramo del camino se encuentra en desuso y cerrado en su parte baja.
Has conectado con la senda del barranco que asciende por la umbría, rodeada por el bosque mixto que puebla sus márgenes, donde destacan los avellanos, cerezos, fresnos y chopos.
También te sorprenderá, con toda seguridad, los graznidos y reclamos de aves como el arrendajo o el picatroncos y oirás, con suerte, los ruidos y sonidos producidos por los jabalíes entre la maleza.

Km 0,8. Cruce del barranco

Vuelves a cruzar a la otra margen y ahora la subida se vuelve cada vez más exigente, lo cual no te debe sorprender, si tienes en cuenta que desde el inicio tienes que superar un desnivel de subida de 400 m. La senda serpentea un par de veces y se va alejando del barranco.

A tu izquierda aparecen los pastizales recién desbrozados.
Si miras a tu espalda podrás divisar en primer término el monte Santa Bárbara (1.022 m), el Hombre (1.549 m.), a su izquierda, y el Valle del Ciloria a su derecha, con el núcleo de Zorraquín en primer término.
Cruza los campos hacia la izquierda y te encaminas a un abrevadero para el ganado, situado en el collado, a caballo entre el Barranco de San Miguel y el Valle de Turza.

Km 1,7. Abrevadero

El camino forestal, que sale a media ladera por la derecha dirección sur, será tu próximo rumbo. A 200 m unos ejemplares de sauces delatan el nacedero del barranco.
Giras a la izquierda y en una corta subida cruzas una pantalla de arbolado, formado por alerces principalmente, que has venido observando desde la subida. Entras en una extensa área recientemente deforestada por el efecto de fuertes vientos
.
La zona afectada a vuelto a repoblarse con pies de vegetación autóctona de cerezos, fresnos, acebos, avellanos, manzanos y robles, en sustitución del bosque de repoblación, formado por pinos, alerces y abetos, que ocupaba esta área.
El camino, con una ligera subida inicial, recorre la zona repoblada, a izquierda y derecha. Luego se adentra en el bosque de pinos y alerces, hasta llegar a un cruce, donde te desvías a la izquierda para comenzar el descenso.

Km 2,9. Camino actual del Monasterio

Has enlazado con el Sendero de Gran Recorrido GR 190 “Altos Valles Ibéricos”, que conecta Ezcaray con el Monasterio de Valvanera, en una etapa de 23 km.
El GR 190 tiene una longitud de 70 km, con etapas que van desde Ezcaray hasta el Monasterio de Valvanera, Viniegra de Abajo y Villoslada de Cameros, conectando con el GR 93 “Sierras de La Rioja” en Ortigosa de Cameros.

Desciendes en dos zigzags iniciales para, más adelante, internarte en la zona deforestada que has cruzado ladera arriba, donde puedes observar como numerosos ejemplares de hayas jóvenes están comenzando a asentarse.
La senda, de una inusual belleza en algunos tramos, discurre sin dificultad a media ladera acompañada bajo la sombra del hayedo y pinar, que se suceden alternativamente, hasta desembocar en una pista asfaltada, después de un amplio zigzag, para descender por una escalinata que salva el pronunciado talud.

Km 5,3. Pista forestal a Turza

Atraviesas la pista y continúas siguiendo las marcas blancas y rojas del GR. Después de cruzar una franja deforestada, provocada por la mano del hombre, que taló el bosque existente, para instalar la conducción eléctrica que cruza sobre el sendero, vas a parar a la carretera de las aldeas, enfrente del río Oja, “La Cascada” y el Puente de Alandia.

Km 6,0. Puente de Alandia. Puente Roto o de la Cascada

El Puente de Alandia, conocido popularmente como Puente Roto o de la Cascada, era antigua salida hacia la aldea de Turza, hasta que fue destruido por una riada en 1881. Hasta bien entrado el siglo XX el paso se realizó mediante una pasarela. En la actualidad solo quedan dos ojos de los cinco iniciales.
Construido en el siglo XVI con materiales de sillarejo y modificado en el XVIII, sirve en la actualidad como balcón sobre “La Cascada”, que forman las aguas del Oja al salvar un desnivel de varios metros.
El río se puede cruzar, sin dificultad, por este punto, desde el mes julio hasta bien entrado el otoño.
En la margen en que te encuentras puedes ver una “escalera de peces” ( escala o azud), que comunica el nivel de aguas arriba con el nivel de aguas abajo, para facilitar a los peces, principalmente truchas, moverse por el río.
Traspasas el paso de personas y remontas el río andando por una amplia pradera. Vas acompañado por numerosas especies de árboles: salgueras, sauces y saúcos en la orilla del río, chopos, acacias y fresnos, en la primera parte, un paseo de plátanos en la parte superior y arces silvestres, serbales, castaños de indias y algunas otras especies forestales, antes de llegar al Puente Canto.

Km 6,6. Puente Canto

Has llegado al final del recorrido.

Descargas

¿Quieres descargarte esta ruta?

Las descargas del documento de campo PDF, el archivo GPX para navegador GPS y el archivo KML para Google Earth, están únicamente disponible para usuarios registrados.

ir a descargas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies