Inicio del sendero

La ruta comienza en la aldea de Azárrulla, situada en la carretera de las aldeas (LR-415), perteneciente a Ezcaray y de la cual dista 7,5 km. Al final de la localidad y a la izquierda se encuentra un aparcamiento donde se inicia el paseo.

Km 0,0. Azárrulla. Aparcamiento

Tomas el camino que discurre paralelo a la carretera y justo después de pasar un paso canadiense sales por una senda a la izquierda.
La senda te eleva por la solana de Erma hasta un camino. Sigue a la izquierda y tras una curva a la derecha asciendes hasta situarte debajo de una roca.

En la subida, si te acercas al borde, puedes ver debajo el Valle de Postoquia y más arriba el Barranco de Gabázulla, la aldea de Azárrulla y la de San Antón al fondo. La peña situada a la izquierda recibe el nombre de Orucha (1.025 m) y es la última cota de las estribaciones del monte San Lorenzo (2.271 m) hacia el NE.

Km 0,7. Camino minero

Dejas el camino y te desvías a la derecha para enlazar con una senda que antiguamente se usó para bajar el mineral de las minas de Ortaura.

Km 1,2. Bocamina

Asciendes por la solana deforestada, cruzas un paso estrecho en roca y te encaminas entre escobas hasta un paso rocoso, bajo el cual se encuentra la entrada a una antigua mina.
Justo debajo del paso rocoso se encuentra una bocamina que se introduce en linea recta hacia el interior del monte. Sin dificultad puedes situarte en su entrada. Ladera abajo puedes ver la escombrera.
Te recomiendo que no entres en las minas, porque puede ser muy peligroso.
Desde aquí puedes observar toda la umbría del Usaya ocupada por el hayedo.
Continúas la media ladera y cruzas un tramo de tierra más fértil, con antiguos campos de cultivos, que estaban protegidos por un cercado perimetral de piedra.
El lugar sirve ahora de zona de pastos, donde abundan los serbales de cazadores y algún manzano maguillo.
Pronto llegas al Barranco de Ortaura donde puedes ver en su parte superior algunas escombreras situadas en sus márgenes, que corresponden a antiguas explotaciones mineras.
Bordeas el Barranco y asciendes por la ladera ocupada por escobas que a veces pueden dificultar tu marcha. Enseguida llegas al camino de acceso a las minas de Ortaura.

Km 2,5. Camino de las minas de Ortaura

Una senda asciende por la ladera hacia las explotaciones mineras que has visto en el Barranco. A pocos metros del inicio puedes ver una antigua escombrera. El camino conduce también a la majada de Ortaura.
Avanzas entre las escobas y pasas por dos manantiales donde puedes recoger aguas si la necesitas. Después de vadear sin dificultad el Barranco de la Majada Vieja llegas al Collado Orecia.
De frente puedes ver las grandes peñas de Orecia con un pequeño hayedo debajo y el fondo del valle cerrado por la ladera oeste del San Lorenzo, cortada por la pista que lleva a Tres Cruces en la cota de 1.800 metros.
Los próximos 500 metros los realizas en ligero descenso hasta el Barranco de Obícolla.
Toda la ladera superior del Valle está ocupada por extensos pastizales, que tienen continuidad hacia la cabecera del Barranco Gabázulla que desciende a Azárrulla, donde es habitual la observación de ciervos.
En la cabecera de este barranco, en las faldas del Cerro Turraguas (1.782 m), se encuentra otra zona minera importante, con apariencia de explotación a cielo abierto, a la cual se puede llegar desde Valdezcaray.
Un corto ascenso y te introduces en la repoblación de pinos que ocupa el fondo del valle. Subes hasta la Majada de Obicolla, situada en medio del bosque.
Cruzas la majada en un ascenso en diagonal y a partir de ahora irás andando a media ladera siguiendo la senda de los bancales de la repoblación hasta llegar al fondo del valle.
Después de vadear varios arroyos de Colocobia, Monte Los lobos y Pico La Ronda, que se unen más abajo para formar el Usaya, realizas la transición de la solana a la umbría y cruzas el último tramo de repoblación hasta llegar al cruce de Altuzarra.

Km 5,6. Senda de Altuzarra

El cruce está señalizado con una flecha indicadora, que señala Altuzarra de frente y Solana Usaya a la izquierda, que es la dirección que traes. Giras a la derecha y desciendes hasta el arroyo, donde se localiza el 1er. puente de los 7 que tendrás que cruzar.
A partir de aquí el agua te irá acompañando en casi todo el recorrido siguiendo una antigua vía de saca de madera que zigzaguea con el arroyo, pasando de una margen a otra.
Los puentes están construidos con una plataforma de madera protegida por una malla de acero para evitar resbalar y una barandilla del mismo material, que salvan el cauce del arroyo facilitándote el paso de una margen a otra.
Además de la existencia de estas pasarelas en los puntos más difíciles de vadear, es conveniente llevar calzado adecuado en las épocas más húmedas porque te encontrarás zonas de encharcamiento.
470 metros más adelante te encuentras la 2ª pasarela que te permite cruzar a la margen izquierda.

Km 6,5. Tejeda. 3er. puente

A la izquierda y camuflados entre la vegetación y las rocas se asienta un grupo de tejos con algunos ejemplares centenarios, poco habituales en esta sierra.
Un tramo de descenso por el interior del hayedo y sales a una zona despejada que va por la solana de las peñas de Orecia.

Km 6,8. Solana de Orecia

El camino sale del hayedo y desciende por Orecia, diferenciada del resto de la solana por el tipo de materiales que la forman y con escasa vegetación. En la base de esta zona escarpada se encuentran antiguas fincas para el ganado.
Sigues el descenso y cruzas un 4 y 5º puente hasta llegar a Prado Martín y al 6º puente.
Prado Martín es un pastizal que se encuentra en la margen derecha del arroyo y linda con el cauce del Usaya, del cual está protegido por un muro de piedra.

Cruzas por el 7º y último puente y bajas por la margen derecha tomando altura sobre el río. Pasas por una zona de rocas cubiertas por la hiedra y si te asomas al borde verás algunas cascadas que forman las aguas del arroyo.
El camino vuelve al nivel del arroyo y el desnivel se va suavizando hasta que llegas a un encajonamiento del valle entre peñas donde irás a la par que el arroyo, que a su vez va formando saltos y pequeñas cascadas escalonadas.

km 8,7. Encajonamiento del valle

Continúas el regreso, ahora en suave descenso, pasas sin dificultad por el medio de las aguas del Barranco de Ortaura, que inunda el camino en épocas de precipitaciones, y el valle se ensancha comenzando las fincas al otro lado del arroyo.
Dejas un cruce a la derecha y al poco la tapia del cementerio a la izquierda, giras en Puente Erma a la derecha y llegas por un camino paralelo a la carretera hasta el punto de partida.

Km 10,1. Azárrulla. Aparcamiento

descargas

¿Quieres descargarte esta ruta?

Las descargas del documento de campo PDF, el archivo GPX para navegador GPS y el archivo KML para Google Earth, están únicamente disponible para usuarios registrados.

ir a descargas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies